Cartel para tienda y consejos para elegir el nuestro

  • cartel tienda
  • Poner un cartel en tu tienda, es un paso vital en la vida de tu negocio por el hecho de que condiciona periódicamente y de manera directa tu facturación. Un cartel que no se vea bien o bien que no produzca confianza puede provocar en que un cliente del servicio no reconozca nuestra marca y pase de largo sin adquirir nada.
  • Dar una ojeada por nuestro vecindario
    La normativa de un cartel tienda en según que ciudad, demanda que nuestro cartel se adecúe a nuestro ambiente. No vamos a poner un cartel con luces de neón en el casco históricio, donde no haya ni un solo cartel luminoso y todos emulan una estética vintage o bien vieja, por poner un ejemplo. En cambio, si estamos en una zona distanciada del centro, en la que haya menos comercios y escaparates alumbrados, quizá pueda ser interesante resaltar nuestro negocio con un cartel luminoso que cumpla con los requisitos de la ordenanza. Lo mismo ocurre con un bar en una zona de marcha: si no ponemos un cartel luminoso, podemos pasar inadvertidos.
  • Debemos observar a nuestro alrededor y pensar como un transeúnte: imagina qué esperas ver desde el sitio donde estás nuestra tienda, teniendo presente lo que la rodea. Asimismo hay que pensar como alguien que va conduciendo: imagina si le da tiempo a divisar nuestro cartel y, si procede, estacionar para regresar a él o bien retener la imagen y la localización de nuestra tienda para más tarde. En esta ecuación tienen suma importancia la existencia o bien no de semáforos, árboles, paradas de autobús (y, por consiguiente, circulación frecuente de estos grandes automóviles que pueden tapar nuestro cartel en abundantes instantes del día), etcétera.
  • Consejo: Observemos nuestros comercios vecinos y examinemos cuáles son los carteles que les van bien y cuáles no.
    Hacer las cosas simples
    El cartel de nuestra tienda, es la primera impresión presencial que se lleva un usuario sobre nuestro negocio, de forma que debe trasmitir los valores y la filosofía de la empresa, y también ir en sintonía que el resto de la identidad corporativa. Eso no quiere decir, que el cartel de nuestra tienda haya de ser una reproducción de nuestro logotipo (si bien hay empresas que lo hacen, como por servirnos de un ejemplo los bancos), mas debe tener el logotipo como inspiración y utilizar exactamente la misma tipografía, línea de colores y, si es el caso, de ilustraciones.
  • Todo esto, teniendo siempre y en todo momento en mente, que lo que mejor va es lo simple. Debemos eludir tentaciones de aglutinar información en exceso detallada en nuestro cartel. Poner nuestro e mail, nuestro teléfono o bien otros datos solo crea confusión y sensación de desorden, quitando espacio a la imagen de nuestro negocio, que debe lucir limpia, con la información indispensable, para trasmitir profesionalidad. Nuestros datos de contacto ya los hallarán buscándonos en Google (que debemos tener en consideración en la visibilización de nuestra empresa). En verdad, hay ciudades que demandan incluir solo el nombre de la empresa en nuestro cartel.
  • Escoger el tipo de cartel para nuestra tienda
    Como hemos indicado al comienzo, el tipo de cartel viene determinado en la mayor parte de ciudades por normativas que tienden a ser poco a poco más estrictas. Normalmente, hay municipios qye fuerzan a priorizar carteles en los huecos arquitectónicos, mas si no es posible, deja situar carteles sobre el plano de la fachada. Además de esto, podemos escoger entre carteles planos o bien letras corpóreas, que pueden ser de distintos materiales, como el aluminio, el acero, la madera o bien el PVC, conforme los requerimientos de nuestro proyecto. Encarga el cartel para una tienda en Rotulowcost.
  • Seleccionar la empresa que nos fabricará los carteles
    Es esencial elegir para nuestro cartel una empresa de confianza. Van a deber conocer las especificaciones de nuestra ciudad en el momento de situar los carteles, trabajar con velocidad y al unísono cuidar los acabados de nuestro proyecto a un costo competitivo. Si tienes referencias de empresas de prestigio que hayan recurrido a tus servicios, va a ser una buena garantía. Hay que asegurarse de solicitar múltiples presupuestos de las opciones que más nos agraden para elegir la que más nos interese.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *