Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

La cuberteria en el menaje del hogar y su mantenimiento

Para la limpieza de la cubertería, puedes coger múltiples cubiertos al unísono y frótalos con un estropajo. De esta manera ahorras tiempo y dinero en el gasto del agua. Emplea agua fría para lavar recipientes que se hayan manchado con productos lácteos. La leche se pone más pegajosa si empleas agua caliente.
En el menaje del hogar como sartenes y ollas, no pueden estar un buen tiempo sin lavar en tanto que después va a ser considerablemente más difícil sacar la suciedad. Lo idóneo es:
* Llenar la olla o bien sartén de agua inmediatamente antes de sentarnos a comer de este modo se va a ir ablandando.menaje del hogar
* Si algo se ha pegado, dejamos la olla o bien sartén hasta el momento en que llegue el agua a ebullición y la dejamos unos minutos.
* Después retiramos del fuego y le quitamos el agua. Pasamos suavemente un estropajo y va a salir toda la suciedad.
* Si aún queda algún resto de grasa puedes incorporar bicarbonato, deja enfriar y listo.

Si tienes lavaplatos seguro que la cal te ha provocado alguna vez más de un cefalea en tanto que se incrusta en los vasos y copas y es realmente difícil de sacar. Para ello:
* Emplea vinagre y limón. Cuando las copas no queden refulgentes ayúdate con agua caliente, vinagre y limón.
* Llena el fregadero de agua caliente y pon vinagre blanco. Deja los vasos y copas a lo largo de quince minutos y después lávalas como en general.

En dependencia del género de material que esté hecha nuestra cubertería debemos darle un tratamiento o bien otro si deseamos que se prosiga preservando como el primer día:

Cubertería de acero inoxidable
Es el material más usado, puesto que es entre los más resistentes a la corrosión y al desgaste, soportando con sencillez el lavado en lavaplatos.El acero inoxidable es garantía de resistencia y brillo. Las cuberterías de acero inoxidable pueden tener baños de plata, de cromo o bien de níquel. No llenes mucho el cesto de cubiertos para eludir golpes y ralladuras. El lavado inmediato es el mejor cuidado para las cuberterías de acero inoxidable. Se debe usar un jabón suave. No es conveniente dejarla en agua muy caliente con jugo de vinagre o bien limón puesto que podemos correr el peligro de corrosión. Tras el lavado sécalos para eludir manchas. Ten cuidado con los estropajos metálicos, puesto que pueden provocar ralladuras. Si frotas la cubertería de acero inoxidable con un paño y vaselina líquida, alargarás el brillo. El almacenamiento de este género de cubertería es muy simple. Es indispensable eludir la humedad.

Cubertería de plata
Los cubiertos de plata, son menos comunes que los de acero inoxidable en tanto que son considerablemente más frágiles. El obscurecimiento es producto de la oxidación producida por el oxígeno, sulfuros o bien determinados ácidos, esto puede acontecer sin hacer nada, sencillamente por un almacenamiento prolongado. Deben lavarse justo después de su empleo. La plata no es buena para ser lavada en lavaplatos, en tanto que se embotan los cuchillos y se estropea la película protectora de metal. El lavado debe efectuarse a mano sin emplear esponjas metálicas.

La mejor manera de limpiarlos tras el lavado es emplear un paño empapado en alcohol, secarlos y guardarlos. Lo mejor es guardar esta clase de cubertería lejos de la luz a fin de que no se oscurezcan y de ser posible envueltos en papel. Para guardarla debes esperar a que se seque realmente bien. De todas y cada una maneras asimismo se aconseja para adecentar la cubertería de plata un paño empapado en alcohol o bien productos concretos para cubiertos de plata. Si aparecen manchas, un procedimiento fácil es un recipiente de plástico ponemos papel de aluminio y agregamos agua caliente y sal sumergiendo de manera inmediata los cubiertos. Vas a poder ver que poquito a poco pierde el color obscurecido

Cubertería con mango de madera
Lo idóneo para adecentar esta clase de cubertería, es hacerlo a mano y jamás en el lavaplatos puesto que se estropearía. Emplea agua jabonácea bien caliente para suprimir los restos de grasa. Al terminar aclara y seca de forma inmediata.

Fuente: http://www.zalema.es/es/37-menaje-del-hogar

Comments are closed.