Lo necesario en el menaje del hogar para tu primera casa

menaje del hogar

 

Hoy te planteo los elementos del menaje del hogar que no pueden faltar en tu nueva casa.

Dos juegos de sábanas para poder lavar uno y poner el otro limpio. Puedes reducirlos a uno solo si tienes lavadora y secadora y estás segurísimo de que te dará tiempo a eliminar las sábanas por la mañana y a ponerlas limpias por la tarde.

Menaje de cocina: así sea comprando lo indispensable a base de compras variadas. Yo no me cambiaría sin, cuando menos, un cazo, una sartén y platos, vasos y cubiertos suficientes para ti y para tu media de amigos invitados. No seas miserable y no le pongas a los invitados platos de plástico por muy cómodo que sea no tener que lavarlos.

Una caja de herramientas, si bien tengas la casa arreglada y todo montado. Te lo aconsejo por experiencia, seguro que se te rompe algo justo en domingo por la tarde, cuando no puedas ir a adquirir ese destornillador de estrella que tanta falta te hace.

Una buena cama. Sé que me repito respecto al artículo precedente, mas de ninguna forma te cambies a otra casa en la que no tengas un buen lugar donde dormir. Un colchón hinchable puede parecerte una alternativa atractivísima, mas te aseguro que no vas a durar en él más de 3 o bien 4 días, en dependencia de tu edad. Invierte en salud y logra una buena cama.

Elementos para hacer la limpieza en casa, como escoba, fregona y recogedor. La aspiradora puede ser auxiliar, pero si precisas tener con qué adecentar desde el primero de los días de tu nueva etapa. He oído que hay gente que puede vivir sin barreños, en mi caso necesito por lo menos uno para poder adecentar bien, mas os lo dejo a vuestra elección.

menaje del hogar

Un sitio para tender, así sea un tendedero exterior o bien uno interior en el que dejar que se seque la ropa. Lo idóneo es tener los dos para no tener que depender de que no llueva en invierno para tener ropa limpia.

Para mí los electrodomésticos indispensables en una cocina serían, un sitio donde calentar el alimento (placa vitrocerámica, de gas o bien eléctrica) y un sitio donde preservar los comestibles, como una nevera.

Si vives en zonas con inviernos fríos, algo como una estufa sería lo mínimo. Sobre los ventiladores te lo dejo a tu elección; puedo pasar sin ellos mas comprendo que para otras personas son indispensables.

Ten algunos libros en casa, si bien tengas un PC que sea vuestra primordial fuente de lecturas. A mí los libros me agradan como elemento ornamental (creo que lo he dicho dos veces) y además de esto, como un pasatiempo para instantes en los que precisas leer algo físico que se pueda tocar, que se pueda olisquear y que te traiga recuerdos.

Cuando menos una planta, si bien sea artificial. Nuevamente este punto ha de ver con manías mías, y es que el verde de las plantas alegra cualquier espacio por desganado que sea. Sí, es verdad, que las plantas naturales requieren unos cuidados pero asimismo tendrás la fortuna de tener un ser vivo que te va a alegrar cualquier rincón.

 Fuente: zalema.es/20-menaje-y-accesorios-del-hogar

Copas para vino en el menaje del hogar

menaje del hogar¿Sabías que existen tamaños y formas de copas para cada estilo de vino? Presentamos una guía en el menaje del hogar para escoger la copa idónea para tu vino y explicamos, por qué razón es una parte fundamental de la degustación.

El primer motivo era desarrollar una manera ideal para expresar el potencial del vino. ¿Te imaginas un Cabernet Sauvignon maduro y concentrado, en una copa tipo flauta para vino espumante? El vino tinto con muchos aromas y cuerpo precisa necesariamente espacio para respirar y mostrarse de la mejor manera. De ahí que sus copas siempre y en toda circunstancia son grandes.

Copa para vino espumante
Una copa para el vino espumante o bien espumoso, frecuentemente tiene una forma de flauta. Es larga y angosta para retener la carbonatación y apresar el sabor de la bebida. Prueba nuestros mejores vinos espumantes, en una copa flauta y observa el juego de las burbujas. Anota los aromas que resaltan y disfruta el llamado “vino estrellado”.

Las copas están para su uso en 4 formas diferentes en zalema: semi flauta, flauta angosta, flauta alta y copa. Escoge la que más te acomode. Algunos especialistas afirman que realmente no es preciso emplear flautas, sino más bien solo copas para vino blanco. Esto deja sentir más los aromas, si bien las copas flautas están singularmente diseñadas para fortalecer las burbujas en el vino y gozarlo hasta el máximo. Dejémosle esa discusión a los catadores profesionales.

Copa para vino dulce
Los vinos dulces frecuentemente se sirven con el postre. Si bien hay muchos tipos de vino dulce, hay una regla que no se puede traspasar: el vino ha de ser más dulce que el postre. Una copa de vino dulce, como nuestro Late Harvest, ha de ser más pequeña para dirigir el vino a la parte trasera de la boca. De esta manera el dulzor no nos abruma. Los vinos dulces en general tienen un mayor contenido de alcohol, con lo que una pequeña copa es idónea para saborear una porción más reducida.

¿Una copa para todos y cada uno de los estilos?
Recuerda que ya antes del servicio las copas deben estar limpias y secas. El sabor del vino no solo es mejor cuando se toma en la copa apropiada, sino más bien asimismo sin otro aroma extraño. Los elementos que debes estimar son: forma de la copa, tamaño, y calidad del vidrio (recuerda que el vidrio debe ser transparente, liso y sin tallados). Las copas de vidrio con color y ciertos tallados son muy ornamentales, mas no sirven en el momento de saborear el vino. A la inversa, cubren el color auténtico del vino, de ahí que siempre y en toda circunstancia se aconseja tener copas de cristal o bien vidrio transparentes.

En teoría puedes emplear una forma de copa para todos y cada uno de los estilos de vino, mas con una condición: su tazón ha de ser respetadamente grande para poder agitar el vino, abriéndolo a más aire y dejando que sus aromas se liberen.

No obstante, para el degustador más especialista que desea gozar del vino en su dimensión, estos 4 tipos básicos de copas pueden ser todo cuanto necesite. Para aquellos que deseen ampliar su disfrute, afecto y conocimiento del vino, posiblemente desee invertir en los modelos más concretos de copas. Tú puedes adquirir buenas copas de vino a un coste alcanzable para todos y cada uno de los días. O, puedes abonar más dinero por copas de altísima calidad que pueden progresar su degustación y experiencia con la bebida.

Los elementos imprescindibles en tu menaje del hogar

menaje del hogarSi hace unas semanas te daba unos consejos para amueblar tu primera casa, hoy sigo haciéndote la vida más simple, si estás a punto de cambiaros o bien os terminéis de cambiar. Y es que septiembre es esa temporada en la que se llenan los pisos de estudiantes que van a ser vuestros nuevos hogares a lo largo de los próximos 9 meses, mas asimismo es un instante en el que bastantes personas escogen cambiarse para variar de aires. Hoy te planteo los diez elementos del menaje del hogar que no pueden faltar en tu nueva casa.

* Dos juegos de sábanas para poder lavar una y poner la otra limpia. Puedes reducirlas a una sola si tienes lavadora y secadora y estás segurísimo de que te dará tiempo a lavar las sábanas por la mañana y a ponerlas limpias por la tarde.
* Menaje de cocina: Yo no me cambiaría sin, cuanto menos, un cazo, una sartén y platos, vasos y cubiertos suficientes para ti y para tu media de amigos invitados. No seas miserable y no le pongas a los invitados platos de plástico por muy cómodo que sea no tener que lavarlos.
* Una caja de herramientas, si bien tengas la casa montada y todo instalado. Te lo aseguro por experiencia, seguro que se te rompe algo justo en domingo por la tarde, cuando no puedas ir a adquirir ese destornillador de estrella que tanta falta te hace.
* Una buena cama. Sé que me repito respecto al artículo precedente mas de ningún modo te cambies a otra casa en la que no tengas un buen lugar donde dormir. Un jergón hinchable puede parecer una alternativa atractivísima mas te aseguro que no vas a durar en él más de 3 o bien 4 días en dependencia de tu edad. Invierte en salud y logra una buena cama.
* Elementos para hacer la limpieza en casa, como escoba, fregona y recogedor. La aspiradora puede ser auxiliar mas precisas tener con qué adecentar desde el primero de los días de tu nueva etapa. He oído que hay gente que puede vivir sin barreños, en mi caso necesito por lo menos uno para poder limpiar bien, mas te lo dejo a tu elección.
* Un sitio para tender, así sea un tendedero exterior o bien uno interior en el que dejar que se seque la ropa. Lo idóneo es tener los dos para no tener que depender de que no llueva en invierno para tener ropa limpia.
* Para mí, los electrodomésticos indispensables en una cocina serían un sitio donde calentar el alimento (placa vitrocerámica, de gas o bien eléctrica) y un sitio donde conservar los comestibles, como una nevera.
* Si vives en zonas con inviernos fríos, una estufa sería lo mínimo. Sobre los ventiladores te lo dejo a tu elección; puedo pasar aqui sin ellos mas comprendo que para otras personas son indispensables.
* Ten ciertos libros en casa, si bien tengas un PC que sea tu primordial fuente de lecturas. A mí los libros me agradan como elemento ornamental y además de esto como un pasatiempo para instantes en los que precisas leer algo físico que se pueda tocar, que se pueda olisquear y que te traiga recuerdos.
* Por lo menos una planta, si bien sea artificial. Nuevamente este punto debe ver con manías mías, y es que el verde de las plantas alegra cualquier espacio por hastiado que sea. Sí, es verdad que las plantas naturales requieren unos cuidados, mas asimismo tendrás la fortuna de tener un ser vivo que te va a alegrar cualquier rincón.

Posiblemente se me haya olvidado algo.

 

La cuberteria en el menaje del hogar y su mantenimiento

Para la limpieza de la cubertería, puedes coger múltiples cubiertos al unísono y frótalos con un estropajo. De esta manera ahorras tiempo y dinero en el gasto del agua. Emplea agua fría para lavar recipientes que se hayan manchado con productos lácteos. La leche se pone más pegajosa si empleas agua caliente.
En el menaje del hogar como sartenes y ollas, no pueden estar un buen tiempo sin lavar en tanto que después va a ser considerablemente más difícil sacar la suciedad. Lo idóneo es:
* Llenar la olla o bien sartén de agua inmediatamente antes de sentarnos a comer de este modo se va a ir ablandando.menaje del hogar
* Si algo se ha pegado, dejamos la olla o bien sartén hasta el momento en que llegue el agua a ebullición y la dejamos unos minutos.
* Después retiramos del fuego y le quitamos el agua. Pasamos suavemente un estropajo y va a salir toda la suciedad.
* Si aún queda algún resto de grasa puedes incorporar bicarbonato, deja enfriar y listo.

Si tienes lavaplatos seguro que la cal te ha provocado alguna vez más de un cefalea en tanto que se incrusta en los vasos y copas y es realmente difícil de sacar. Para ello:
* Emplea vinagre y limón. Cuando las copas no queden refulgentes ayúdate con agua caliente, vinagre y limón.
* Llena el fregadero de agua caliente y pon vinagre blanco. Deja los vasos y copas a lo largo de quince minutos y después lávalas como en general.

En dependencia del género de material que esté hecha nuestra cubertería debemos darle un tratamiento o bien otro si deseamos que se prosiga preservando como el primer día:

Cubertería de acero inoxidable
Es el material más usado, puesto que es entre los más resistentes a la corrosión y al desgaste, soportando con sencillez el lavado en lavaplatos.El acero inoxidable es garantía de resistencia y brillo. Las cuberterías de acero inoxidable pueden tener baños de plata, de cromo o bien de níquel. No llenes mucho el cesto de cubiertos para eludir golpes y ralladuras. El lavado inmediato es el mejor cuidado para las cuberterías de acero inoxidable. Se debe usar un jabón suave. No es conveniente dejarla en agua muy caliente con jugo de vinagre o bien limón puesto que podemos correr el peligro de corrosión. Tras el lavado sécalos para eludir manchas. Ten cuidado con los estropajos metálicos, puesto que pueden provocar ralladuras. Si frotas la cubertería de acero inoxidable con un paño y vaselina líquida, alargarás el brillo. El almacenamiento de este género de cubertería es muy simple. Es indispensable eludir la humedad.

Cubertería de plata
Los cubiertos de plata, son menos comunes que los de acero inoxidable en tanto que son considerablemente más frágiles. El obscurecimiento es producto de la oxidación producida por el oxígeno, sulfuros o bien determinados ácidos, esto puede acontecer sin hacer nada, sencillamente por un almacenamiento prolongado. Deben lavarse justo después de su empleo. La plata no es buena para ser lavada en lavaplatos, en tanto que se embotan los cuchillos y se estropea la película protectora de metal. El lavado debe efectuarse a mano sin emplear esponjas metálicas.

La mejor manera de limpiarlos tras el lavado es emplear un paño empapado en alcohol, secarlos y guardarlos. Lo mejor es guardar esta clase de cubertería lejos de la luz a fin de que no se oscurezcan y de ser posible envueltos en papel. Para guardarla debes esperar a que se seque realmente bien. De todas y cada una maneras asimismo se aconseja para adecentar la cubertería de plata un paño empapado en alcohol o bien productos concretos para cubiertos de plata. Si aparecen manchas, un procedimiento fácil es un recipiente de plástico ponemos papel de aluminio y agregamos agua caliente y sal sumergiendo de manera inmediata los cubiertos. Vas a poder ver que poquito a poco pierde el color obscurecido

Cubertería con mango de madera
Lo idóneo para adecentar esta clase de cubertería, es hacerlo a mano y jamás en el lavaplatos puesto que se estropearía. Emplea agua jabonácea bien caliente para suprimir los restos de grasa. Al terminar aclara y seca de forma inmediata.

Fuente: http://www.zalema.es/es/37-menaje-del-hogar

Como elegir en el menaje del hogar las velas para tu mesa

Las velas en una mesa, han de estar puestas en los candelabros o bien en la decoración, sin encender, ya antes de la llegada de los invitados.
Al ponerlas en los candelabros, debes recortar el pabilo, dejándolo de 1 cm. de largo, y encender las velas, dejándolas encendidas por 2 o bien 3 minutos.

Ninguna mesa queda muy elegante si las velas tienen el pabilo sin abrasar, por si fuera poco, así te asegurarás que no tengan defectos de fabricación que las haga ahumar, lanzar chispas, o bien quemar de manera desparejada.
Las velas van a ser encendidas unos minutos antes que los invitados pasen a la mesa.

Recuerda que las velas no reemplazan la iluminación del comedor. Una forma de destacar la luz de las velas, sin dejar a los invitados en penumbras, es acomodar la iluminación del comedor poniendo reostatos en las llaves de luz, con los que vas a poder subir o bien bajar la intensidad de luz a tu antojo, las velas simplemente son un complemento más del menaje del hogar.

Ciertos trucos:

Para acrecentar el tiempo de duración de las velas encendidas, colócalas, dos horas ya antes de emplearlas, en el refrigerador. Para esto, las velas habrán de estar en bolsas plásticas bien cerradas o bien en recipientes herméticos, a fin de que el pabilo no absorba humedad. Nunca pongas las velas en el congelador, al congelarse pierden la elasticidad y se quiebran.
Para eludir que las velas ahumen, corta el pabilo a fin de que no tenga más de 1 cm. de largo. Si después de encendida la vela empieza a ahumar, apágala y corta el pabilo.

El tiempo máximo que un velón habría de estar encendido se calcula en 1 hora por cada 3cm de diámetro. Los velones de más de 9cm de diámetro no habrían de estar encendidos durante más de tres horas. Esta recomendación se hace, no únicamente por un tema de seguridad, sino tras 3 horas, la vela, debido al calor producido, empezaría a desfigurarse y a quemarse en forma desparejada. Si respetas estos tiempos, tus velas se sostendrán en estupendas condiciones y vas a poder emplearlas considerablemente más veces.

Para guardar o bien guardar las velas:

Si las velas son de colores, el color se puede desvanecer con el tiempo a raíz de los efectos de la luz. Por tanto, es conveniente guardarlas en un sitio obscuro y envueltas de la manera que describimos ahora.
La mejor manera de guardar las velas a fin de que no se estropeen es envolviendo cada una en papel de seda o bien papel de cocina (que no tenga dibujos pues la tinta teñiría las velas). Una vez envueltas, ponerlas en una bolsa de plástico y cerrarla bien.
Las velas deben guardarse en forma horizontal y en un sitio fresco.

Para tu seguridad:

Según zalemamenaje del hogar, ya antes de encender las velas, debes cortar los pabilos a fin de que no tengan más de 1 cm. de largo.
No dejes pedazos de pabilo o bien de cerilla sobre la vela.
No dejes velas encendidas en lugares donde no estén observadas.
No tengas velas encendidas en lugares donde puedan ser alcanzadas por los pequeños.
No tengas velas encendidas en lugares donde puedan ser golpeadas o bien donde las mascotas de la casa puedan alcanzar (no olvides que los gatos escalan a todos lados y ciertos perros “barren” con sus colas las mesas del salón).
Jamás dejes las velas cerca de materiales inflamables (afirmarás que esta advertencia es muy obvia, mas no olvides que asimismo las cortinas, libros, alfombras, pantallas de lámparas, etcétera pueden encenderse con facilidad).

Pon las velas donde no haya corrientes de aire

Apaga las velas antes que lleguen a 5cm. de distancia de la decoración (en el caso de arreglos florales) o bien del porta velas (en el caso de candelabros)
La mejor manera de apagar las velas es usando un “apagador”. Si no cuentas con uno, resguarda la llama rodeándola con tu mano antes de soplar.