Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Revisa tu coche en los TALLERES DE VEHÍCULOS

 

talleres de vehículos

Para circular normalmente en verano y eludir averías que te puedan arruinar las vacaciones, resulta conveniente que siempre y en todo momento examines tu coche en los talleres de vehiculos. La DGT ha hecho una lista con los puntos que no deben faltar en una revisión de verano.

Neumáticos: verifica su estado (incluida rueda de repuesto y kit repara-pinchazos), dibujo (debe tener uno con seis mm de profundidad, si bien los especialistas recomiendan cambiar antes: dos con cinco mm), flancos y huella sin cortes ni desgaste irregular y contrastar la presión (en frío). Y ten presente la carga.

Nivel de líquidos: refrigerante, líquido de frenos y dirección, del limpiaparabrisas, aceite del motor… Para revisar el nivel, los vasos de expansión marcan el máximo y mínimo. Se debe revisar con el motor parado, en frío y sobre suelo plano.

Batería: si está en mal estado, te va a impedir arrancar el viaje. Verifica los bornes (bien ajustados y sin óxido), que el nivel del líquido sea el conveniente y que no existan fugas.

Suspensiones: mantienen el contacto de ruedas y asfalto. Al final de su vida útil (setenta y cinco mil km), van a aumentar los movimientos en curva, el turismo va a abrir más su trayectoria al salir de virajes, va a ser más sensible al viento, cabeceará al frenar, prolongará la distancia y estabilidad en frenadas y sobre todo en el caso de lluvia. En tu taller de confianza, pueden decirte si les ha llegado el momento.

Luces: este apartado es esencial para poder ver y ser vistos. Todas y cada una (iluminado, intermitentes…) deben funcionar, estar reguladas en altura (ten en cuenta la carga) y limpias, a fin de que la luz se proyecte bien.

 

 

Poder revisar nuestro coche en los talleres de vehículos, nos dará toda la confianza para nuestra seguridad y la de nuestros acompañantes

 

 

Frenos: conforme el empleo del turismo, peso y tipo de pastillas y conducción, desde veinticinco mil km. va a haber que reemplazar las pastillas, sobre todo las delanteras. Solicita a tu taller de confianza, que verifique el estado de los discos.

Climatizador: una temperatura inapropiada (la idónea, de veintidós a veinticuatro grados) aumenta la fatiga y el tiempo de reacción. En tu taller pueden revisar la carga del gas, posibles averías y comprobar y cambiar el filtro del habitáculo.

 

 

El sistema de distribución en buen estado

“Toca hacerle la distribución al coche”. Hay pocas frases que den más miedo que esta. No obstante, es fundamental reemplazar sus componentes cuando toca, en especial si se ha planeado hacer algún viaje largo.

Los fabricantes de estos elementos, coinciden al resaltar la relevancia del buen estado del sistema de distribución, para asegurar el adecuado funcionamiento del motor. Mantenerlo apropiadamente, evita averías muy costosas, tanto que podrían superar aun el valor del vehículo en el mercado. Dejar pasar los kilómetros, no es un buen planteamiento si lo que se quiere es, exactamente, ahorrar.
Sobre todo, mantener adecuadamente el sistema de distribución, es cuestión de seguridad. De ahí, que es recomendable cumplir con precisión, aun anticipadamente, los intervalos de substitución que marca el fabricante del turismo en los talleres de vehiculos. En verdad, el sistema de distribución no da señales que nos diga que se va a averiar, de ahí que se pueden generar averías graves en el motor de forma repentina.
Además de esto, un fallo en el sistema de distribución afecta a los sistemas de seguridad activa del vehículo, con lo que la dirección asistida, el servofreno y otros componentes electrónico van a dejar así mismo de funcionar.

Comments are closed.