Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Banderolas vintage, sabor a otros tiempos

banderolas vintage

banderolas vintage

Banderolas vintage, sabor a otros tiempos

Elegantes y divertidas, las banderolas vintage hablan más que ninguna otra de ti y de tu negocio. Gracias a su diseño y a su estética, nos transportan a otros tiempos en los que las cosas se hacían con más calma y detalle. Cuando las personas y clientes, importaban de verdad. Este tipo de banderola retro, es perfecta para aquellos negocios “de toda la vida”: los gremios: zapaterías y zapateros, herrerías, peluquerías, tabernas, etc. pero también son perfectas si de lo que estás es enamorado de esa estética retro.

Esta tendencia de decoración de estilo vintage, ya lleva unos cuantos años con nosotros y, al igual que los pantalones de pitillo, no parece que nos vaya a abandonar en breve. No hay cafetería, pastelería o pub, que no se rinda ante las características estéticas que nos ofrece el echar una mirada atrás. Pero no hay que caer en la tentación de pensar que el estilo de las banderolas vintage se limita al “cuquismo” y a las cosas recargadas y llenas de flores delicadas en efecto acuarela.

Dentro de la estética vintage, nos podemos encontrar estilos tan dispares que van desde el romanticismo del shabby chic a los estilos más cañeros como el industrial, que nos lleva a la primera mitad de siglo XX, perfecto para tiendas de tatuaje o pubs; el estilo rockabillie, que es ideal para las ópticas que estén aburridas de las gafitas verdes ¡planta unas wayferer y deja a todo el mundo alucinado! e incluso, retrocediendo aún más en el tiempo, una buena banderola vintage de estilo medieval, perfecta para cualquier librería que quiera que entres en otro mundo desde el momento en el que pongas tu vista en ella.

Como puedes ver, son muchos los estilos y las características que nos podemos encontrar dentro del estilo vintage para banderolas. Lo que sí es seguro, es que nadie va a poder evitar verla. Son un imán para las miradas ¡un imán que nos transporta a ese pasado que puede que fuese mejor!

Comments are closed.