Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Reclamar las mejores hipotecas que no bajan

Prácticamente todas las cláusulas de las hipotecas incluyen la posibilidad de bajar el interés que cobran hasta un encuentre mínimo, alrededor del 3,5 por ciento . De este modo, si bien el Euribor (índice al que se referencian los créditos hipotecarios) descienda a mínimos históricos, las cuotas no. Más se puede demandar. Una posibilidad es asistir al defensor del usuario de la entidad. Si su respuesta no te convence, se aceptan las protestas frente al Banco de España.

El Euribor por los suelos

Las hipotecas están en el origen de la última crisis financiera internacional (hipotecas basura). Son, por su parte, un termómetro de las familias. Tener suficiente dinero para abonar la cuota define el ritmo de las economías familiares, debido al endeudamiento de ciertos ciudadanos, particularmente, con el mercado de crédito hipotecario. El Euribor ha marcado el paso de los hogares mes a mes mientras que cambiaba en alza, mas el día de hoy su nivel alcanza mínimos históricos. La cuota promedio de la hipoteca, no obstante, no ha bajado a la par.

Prácticamente todos los contratos poseen el llamado suelo de las hipotecas. Este determina que no puede cobrarse menos de un porcentaje mínimo, establecido en el 3,5 por ciento por la mayor parte de las entidades. Este ha sido el seguro usado por los bancos frente a la posibilidad de que el Euribor se derrumbase, como ha ocurrido, debido a la política monetaria adoptada por la UE.

El suelo de las hipotecas, ha sido el seguro empleado por los bancos frente a la posibilidad de que el Euribor se derrumbase.
La inyección de moneda circulante por la parte de los estados para detener la subida de los modelos de interés y reactivar las economías mundiales, ha sido la receta inmediata escogida para salir de la crisis. De este modo, se ha conseguido una bajada en el coste que se cobran los bancos entre sí para prestarse dinero, el índice Euribor, que pasó del 5,3 por ciento en el mes de junio de dos mil ocho, a una tasa diaria de hasta el 1,346 por ciento a inicios de agosto.

mejores hipotecas

Según Fercogestión.com, este descenso, no obstante, no se vio reflejado en la bajada de las cuotas. Por esta razón, en el instante de repasar el género de interés en las hipotecas variables, hay que examinar las cláusulas pertinentes. En el primer semestre de dos mil nueve, muchos españoles descubrieron que era imposible que su cuota bajara dependiendo del Euribor: como máximo, los créditos que pagaban cerca de un cinco, seis por ciento de interés, han alcanzado el 3,5 por ciento en las revisiones periódicas.
Sin embargo, la aplicación eficaz de interés en los créditos hipotecarios del mercado de España (conforme datos del Banco de España) se sitúa en torno a los 4,6 puntos, un promedio de interés real de los créditos a la residencia actuales y con más de 5 años de antigüedad.

Demandar es posible

Las asociaciones de usuarios han recibido muchas protestas por esta situación. La mayor parte la considera legal pero exagerada. Diferentes especialistas aseguran, de todas y cada una maneras, que es posible y recomendable demandar frente al Banco de España. En dos mil siete la comisión por cancelación de hipoteca se bajó del 1 por ciento al 0,5 por ciento de forma adelantada, merced a las protestas de los usuarios. Para demandar, hay que asistir al defensor del cliente del servicio de la entidad y, si la respuesta no persuade, llegar hasta el Banco de España. Así sea por el servicio de reclamaciones de la entidad o bien a través de las asociaciones de usuarios, es posible protestar.

Al negociar con las mejores hipotecas, el cliente del servicio solo puede admitir las condiciones impuestas por el banco, lo que puede considerarse un abuso.
El Banco de España recuerda que el criterio del suelo de las hipotecas se establece en la Orden Ministerial de Transparencia Financiera de mil novecientos noventa y cuatro, con lo que, en el caso de que el contrato esté claro, la corporación se pronunciará conforme a la ley. Otros campos estiman que hay una asimetría determinante en la negociación de esta clase de créditos, en menoscabo del usuario.

Conforme esta perspectiva, el contrato lo escribe el banco, que es la parte fuerte en la negociación, y al usuario solo le queda admitir las condiciones impuestas si desea el dinero. A la luz de la Ley General de Defensa de Usuarios y Usuarios, esta situación puede considerarse un abuso. Ni tan siquiera en la data de nacimiento del Euribor, en el mes de enero de mil novecientos noventa y nueve, la diferencia entre el tipo interbancario (3,062 por ciento ) y el aplicado por los bancos (5,015 por ciento ) y cajas (5,262 por ciento ) fue tan grande como ahora, cuando supera los dos puntos porcentuales.

Comments are closed.